Rimac Rivera se convierte en el auto con más aceleración del mundo

0
299

Por medio de una exigente prueba realizada en Alemania, el coche se convirtió en el modelo con mayor aceleración del mundo

El Rimac Nevera, un vehículo hipercoche totalmente eléctrico, ha logrado oficialmente romper récords y se ha convertido en el líder indiscutible en su categoría. En un solo día, estableció un nuevo estándar al alcanzar una velocidad de 0 a 400 a 0 km/h (0 a 249 a 0 mph), convirtiéndose en el modelo con mayor aceleración del mundo, mientras también lograba otros 22 récords en aceleración y frenado.

Este logro es ampliamente reconocido como la prueba suprema de rendimiento en línea recta para un hypercar, dado que pone a prueba su aceleración, aerodinámica, velocidad máxima y capacidad de frenado.

El Nevera se ha consagrado como el campeón indiscutible al registrar un tiempo récord de 29.93 segundos, superando al poseedor anterior por más de un segundo.

“Cuando era joven, siempre admiraba los automóviles que hacían historia al elevar el estándar de rendimiento, maravillándome con la revolucionaria tecnología que traían a las carreteras. Eso es lo que me impulsa desde el primer día: desarrollar nuevas tecnologías que redefinan lo que es posible”, afirmó Mate Rimac, fundador de Rimac Group.

El lugar

En una pista de pruebas en Alemania, se adjudicó un total de 23 récords de velocidad, todos ellos verificados de forma independiente, logrando el reconocimiento por romper la mayor cantidad de récords de rendimiento en un solo día.

El vehículo superó con facilidad los estándares previos, alcanzando una aceleración máxima una y otra vez sin presentar ningún problema de confiabilidad o disminución significativa de su rendimiento.

En las instalaciones de Automotive Testing Papenburg (ATP) se rompieron los récords utilizando los tramos rectos de 4.0 km (2.49 millas), siendo verificados de manera independiente por Dewesoft y RaceLogic.

Ambos verificadores de terceros contaron con equipos en el lugar para respaldar las actividades de romper récords y garantizar el perfecto funcionamiento de sus instrumentos.

Durante su día récord, el Rimac Nevera superó, incluso, sus propias especificaciones oficiales al registrar una impresionante aceleración de 0 a 60 mph en 1.74 segundos (en comparación con los 1.85 segundos).

“Hoy, me enorgullece decir que el automóvil que hemos creado puede alcanzar los 400 km/h y volver a 0 en menos tiempo del que le tomó al McLaren F1 acelerar hasta los 350 km/h. Y no solo eso, sino que puede hacerlo una y otra vez, rompiendo todos los demás récords de rendimiento en el proceso. Si tuvieras un Nevera y acceso a una pista, tú también podrías lograrlo”, finalizó Rimac.

Por Ronald Ortega

DEJA UNA RESPUESTA