Superalimentos que te ayudarán a mejorar la salud del cerebro y la memoria

0
510
Superalimentos que te ayudarán a mejorar la salud del cerebro y la memoria

Los superalimentos son una categoría de comestibles ricos en nutrientes, antioxidantes, minerales y vitaminas. Ayudan a promover la salud aumentando la función inmune. al tiempo que minimizan los riesgos de sufrir diversas enfermedades

Las investigaciones han demostrado que la dieta está relacionada con una mejor salud cerebral. La incorporación de superalimentos, como las bayas y las nueces, pueden ayudar a mejorar la función mental y a mantener la memoria alerta. Esta categoría de comestibles están llenos de fibras, proteínas, grasas saludables, antioxidantes, minerales y vitaminas.

Los superalimentos son ricos en antioxidantes y flavonoides ayudan en la prevención de enfermedades coronarias y el cáncer. Además, mejoran la inmunidad y disminuyen la inflamación. Los nutrientes ayudan a promover la salud del cutis, uñas y cabello. Mientras que el consumo regular de frutas y verduras reduce las afecciones de salud relacionadas con el estilo de vida y de mortalidad general.

1. Pescados grasos

Los pescados como el salmón, atún, sardinas y la caballa son una fuente de ácidos grasos omega-3. El organismo utiliza este compuesto para desarrollar células cerebrales y nerviosas. Las personas con altos niveles de esta grasa saludable tenían un mayor flujo sanguíneo al cerebro, así como mejores capacidades cognitivas.

Los ácidos grasos omega-3 son esenciales para el aprendizaje y la memoria. Comer más pescado se asocia con un menor riesgo de demencia, así como la disminución de la velocidad en cuanto a deterioro cognitivo por la edad. Una investigación publicada en Neurology apuntó a que estos ácidos pueden influir en el volumen del hipocampo, una parte del cerebro que desempeña un papel vital en recordar y aprender.

2. Nueces

Los frutos secos son una gran fuente de grasas saludables, como las nueces. Estas se asocian a una mejora de la memoria y de las puntuaciones en las pruebas cognitivas, según Harvard Health. U

n estudio de la Universidad de California en Los Ángeles encontró que los estadounidenses que consumían más nueces mejoran sus notas escolares, la memoria, la concentración y la velocidad con la que procesan la información.

Las mejoras en el cerebro no se deben solo a las nueces, los frutos secos en general aportan una mejora del bienestar general.

3. La cúrcuma como antiinflamatorio

La especia de color amarillo vibrante tiene beneficios antiinflamatorios y antioxidantes que mejoran el funcionamiento cerebral, la memoria e incluso puede aliviar la depresión. El ingrediente activo que contiene, la curcumina, beneficia las células cerebrales impulsando el crecimiento, según Healthline.

Las investigaciones indican que también podría ayudar a retrasar el deterioro mental relacionado con la edad y eliminar las placas amiloides, un sello distintivo del alzhéimer.

4. Verduras de hojas verdes oscuras

La col rizada, las espinacas y acelgas son beneficiosas para retrasar el deterioro cognitivo. Solo una porción de estas verduras mejoran funciones cerebrales como la memoria, el tiempo de respuesta mental, la toma de decisiones e incluso el estado de ánimo.

Un estudio publicado en Neurology indicó que 1,000 adultos mayores comieron una porción de estos vegetales durante cinco años, los resultados revelaron que cognitivamente eran 11 años más jóvenes que los que no consumían estos alimentos.

5. Las bayas

Agregar un puñado de fresas, frambuesas o arándanos en tus comidas puede aportarte flavonoides, conocidos por mejorar la memoria y retardar el deterioro cognitivo, informó Scientific American.

Una investigación del King’s College de Londres reveló que el consumo de polvo de arándanos silvestres por 12 semanas puede mejorar la precisión en las tareas de atención.

La profesora Claire Williams, presidenta del Departamento de Neurociencia de la Universidad de Reading, indicó en el estudio que la función cognitiva se ve beneficiada por incluir en la dieta diaria arándanos silvestres.

Por Ambar Román

DEJA UNA RESPUESTA