Cómo saber si la cerveza se ha echado a perder

0
606
Cómo saber si la cerveza se ha echado a perder

25Es probable que un almacenamiento incorrecto haga que tu cerveza conserve su calidad por menos tiempo del esperado, te decimos cuál es la principal señal de que la bebida se ha echado a perder

La cerveza es una de las bebidas alcohólicas favoritas de los estadounidenses. Es probable que un paquete de latas o botellas de cerveza no se almacenen por mucho tiempo en casa antes de ser consumidas. Sin embargo, el almacenamiento icorrecto de la cerveza puede afectar su calidad. Revisamos cómo saber que la bebida se ha echado a25 perder.

Si bien la cerveza es muy resistente al deterioro, sobre todo las cervezas pasteurizadas, su sabor cambia con el tiempo. Las cervezas sin pasteurizar deben consumirse dentro de los 3 meses primeros meses después de ser embotelladas.

Los fabricantes de cerveza sugieren una fecha de consumo en la que consideran la bebida mantendrá su calidad. La cerveza sellada puede mantenerse estable durante 6 a 8 meses después de su fecha de caducidad y dura más si se refrigera, según Healthline.

Según Bisonbrew, la mayoría de las cervezas embotelladas permanecerán frescas hasta seis meses en el refrigerador, mientras que la cerveza almacenada a temperatura ambiente puede echarse a perder en tan solo 3 meses.

Cómo saber que la cerveza se ha echado a perder

La exposición a la luz puede hacer que la cerveza se deteriore rápidamente. Renegade Brewin señala que una cerveza embotellada que ha sufrido una reacción química específica al ser expuesta a la luz ultravioleta o luz artificial adquiere un sabor y olor “como las secreciones de un zorrillo”.

El mal olor y sabor se explica porque los ácidos alfa (conocidos como isohumulonas) en el lúpulo, que son los que le dan a la cerveza su sabor amargo, son extremadamente sensibles a la luz.

“Cuando las isohumulonas se descomponen, reaccionan rápidamente con el contenido de azufre en la cerveza y se produce un compuesto químico (3-metil-2-buteno-1-tiol) similar a la sustancia que hace que las secreciones de un zorrillo sean tan olorosas y potentes”, comparte Renegade Brewin.

Para algunas personas, identificar una cerveza que huele a zorrillo es fácil de distinguir. Hay quienes perciben en la cerveza ligera a goma quemada; aroma a almizcle; un olor a papel o cartón húmedo; o percibirán tendrá un sabor plano y carecerá de la textura crujiente de una cerveza carbonatada almacenada correctamente.

Para disfrutar de una cerveza con la mayor calidad, la bebida debe almacenarse en un lugar fresco y oscuro con una temperatura constante, como el refrigerador. De ser posible, compra la cerveza fría, refrigera en posición vertical y consume el producto antes de la fecha indicada en la botella.

Si estás dudando sobre la conservación de las cervezas enlatadas sobre las botellas, debes saber que las latas brindan una buena protección contra el oxígeno y la luz.

DEJA UNA RESPUESTA