«Saturday Night Live», «Handmaid’s Tale» y «Veep» dominan los Emmy

0
542

El conductor de «The Late Show» apuntó que Trump no se llevó el premio televisivo en su momento porque, «a diferencia de lo que ocurre con los presidentes, los ganadores del Emmy salen del voto popular»

En los Emmy, los premios de televisión más importantes del mundo, solía reinar la serie «Juego de tronos», pero como este año no entró en las nominaciones, se despejó el camino para otros: el programa satírico «Saturday Night Live», dramas con potentes protagónicos para las mujeres como la miniserie «Big Little Lies» y «Veep», la serie cómica sobre una vicepresidenta de EEUU.

El legendario programa de televisión «Saturday Night Live» obtuvo la noche del domingo en Los Angeles nueve Emmys, entre ellos el de mejor serie de «sketchs», así como los mejores actores de reparto en comedia, premios que fueron para Kate McKinnon y Alec Baldwin por sus parodias de la candidata a la presidencia Hillary Clinton y el presidente Donald Trump, respectivamente.

«Veep» se llevó el Emmy a la mejor comedia y su protagonista, Julia Louis-Dreyfus, la correspondiente estatuilla a la mejor actriz, con lo que ella ya suma ocho de estos premios, mientras que la serie tiene seis. La actriz dijo que era el «papel de su vida» y «una aventura de diversión pura». «Veep» aborda el día a día de una vicepresidenta de Estados Unidos y se emite desde 2012 en el canal de pago HBO.

El premio a la mejor serie dramática fue para la distopía «The Handmaids’s Tale», que se basa en la novela «El cuento de la criada», de la escritora canadiense Margret Atwood, que pasó por el escenario de la gala. En total «The Handmaid’s Tale» cosechó ocho trofeos, entre ellos el Emmy a la mejor actriz dramática para Elisabeth Moss, mientras que su compañera Bruce Miller se llevó el de actriz de reparto; Bruce Miller, el de mejor autor y Reed Morano el de mejor directora.

La serie comenzó a verse este año en el servicio de streaming Hulu, que se convierte en la primera plataforma de contenidos audiovisuales que consigue un premio en esta categoría.

En su conjunto, fue el canal de pago HBO el que más Emmys ganó. En este canal se emite también «Veep».

Otro de los éxitos de HBO fue la miniserie «Big Little Lies», en la que Reese Witherspoon y Nicole Kidman ejercen de protagonistas y productoras. Además del Emmy a la mejor miniserie, Kidman y sus colegas Alexander Skarsgård y Laura Dern fueron distinguidos por sus interpretaciones, así como Jean-Marc Vallée como mejor director de la serie. «Ha sido un año impresionante para las mujeres en TV», dijo Witherspoon, mientras su colega Kidman pedía: «Grandes papeles para mujeres, por favor».

Una de las grandes triunfadoras durante años, «Juego de tronos», no entró en las nominaciones de este año porque no había estrenado temporada antes del 31 de mayo.

«Si ganan, piensen quién les ha llevado hasta ahí… sobre todo ‘Juego de tronos’, ya que este año no se podía votar a la serie», bromeó el presentador de la gala Stephen Colbert, que no se llevó ningún premio por el «Late Night» que presenta, mientras que su colega John Oliver obtuvo dos Emmys por la sátira política «Last Week Tonight».

Los Emmy, los premios de televisión más importantes del mundo, celebraron este año su 69 edición. Se entregan en 92 categorías, gran parte de ellas técnicas y que ya se habían repartido la semana pasada, antes de la gala.

Los ganadores son elegidos mediante votación por los cerca de 22.000 miembros de la Academia de Televisión. Entre los asistentes este año se pudo ver a grandes estrellas como Robert de Niro, Oprah Winfrey y Kevin Bacon. «Esta es la noche más importante de la televisión», dijo el presentador Colbert. «Hoy nos celebramos a nosotros mismos».

FUENTE: dpa

DEJA UNA RESPUESTA