Marbella e Ibiza, son los próximos destinos para los restaurantes de Robert de Niro

0
145

El actor supervisará la apertura de un restaurante en Ibiza y su socio, Nobu San, será homenajeado este mes por la alta cocina española en Dani García Restaurante de Puente Romano

Por J.J. MADUEÑO

En la década de los 80, Robert de Niro se acercó a un pequeño comedor en La Ciénaga Boulevard de Los Ángeles, donde eran asiduos algunos ilustres de Hollywood como Richard Gere o Tom Cruise. La frecuencia en las visitas hizo que entablara amistad con el cocinero japonés Nobuyuki Matsuhisa, conocido en el universo gastronómico como «Nobu San». De aquella simpatía entre ambos nació un proyecto empresarial bajo el nombre de Nobu, que se ha convertido en un referente hotelero y gastronómico por todo el mundo. Ahora la cadena se ha fijado en Marbella y va a instalar, como anunció Jorge Manzur, director del hotel Puente Romano, un «hotel boutique» en las entrañas del lujoso resort. De hecho, el lugar elegido es justo encima de la zona que ocupa Dani García con sus dos estrellas Michelín.

Al borde de la plaza de Puente Romano, uno de los puntos neurálgicos del ocio de las grandes fortunas de Marbella, el actor y sus socios, entre los que se encuentra también el productor cinematográfico Meir Teper, erigirán su concepto de «restaurante con hotel». «Llevamos negociando tiempo. Hemos ido allí –por Nueva York, sede central de la cadena–, y en diciembre estuvieron los emisarios de Nobu aquí en Marbella viendo las instalaciones», explica Manzur, quien asegura que la forma de trabajar dentro de la firma americana «es impresionante» por su eficacia.

Estas negociaciones pondrán en el mapa a Marbella como una de las sedes mundiales de este prestigioso sello gastro-hotelero, que aúna la excelsa cocina gourmet con hoteles del máximo lujo. Los hoteles de esta empresa se extienden por Japón, Estados Unidos, Arabia Saudí, Bahréin o Inglaterra. El emporio gestiona un lujoso residencial en Los Cabos en Estados Unidos y más de una treintena de restaurantes Nobu desde Los Ángeles, donde Matsuhisa en Bervely Hills está dentro de la lista de los más caros del mundo, a Bahamas, Pekin, Milán, Cape Town o Moscú. La red de restaurantes con la firma del prestigioso chef Nobu San está presente en 15 ciudades de los Estados Unidos, México, El Caribe, Asia, África y Europa.

Lugares a los que no sólo se sumará Marbella, sino también Ibiza. En el proyecto que tiene la familia Shamoon –propietarios de Puente Romano y Marbella Club– en Playa Talamanca habrá un restaurante Nobu. En este caso, Robert de Niro será el encargado de supervisar la apertura de este establecimiento personalmente, cuando el proyecto esté acabado, como explicó el director del nuevo hotel del grupo en la isla, Enrique Mandl. En esta cadena, puede darse el caso de que se abra un restaurante sin necesidad de tener un hotel. «Pero no al revés», matiza el director de Puente Romano, quien explica que todo el concepto gira en torno a la cocina de Nobu San y que Marbella también tendrá uno de los restaurantes que transformó la manera de entender la cocina japonesa por el mundo. Pese a la cercanía, no está confirmado que el actor pase por la Costa del Sol para conocer el emplazamiento de su nuevo negocio, aunque la coincidencia en el propietario podría hacerlo posible.

El que sí estará en Marbella será el socio de De Niro, Nobu San. A finales de marzo –del 27 al 31–, la alta cocina española le rendirá tributo en las cocinas de Dani García. Al evento está previsto que asistan cocineros de la talla de Ferrán Adriá, Joan Roca, José Andrés o Juan Mari Arzak. El homenaje será hecho por 17 de los principales genios de los fogones nacionales, que interpretarán las más insignes creaciones del padre de la concina «New Japanese». «Todos vamos a cocinar pescado o marisco», revela Dani García –promotor– sobre el menú, que servirá para hacer válidas las palabras de Nobu San en las que señalaba que su carrera entre los fogones es «una larga historia de amor con el pescado».

A la cena de tributo al nipón sólo se puede asistir con invitación personal. Es algo cerrado para lo que no salen reservas a la venta y que sólo cuenta con 90 comensales seleccionados. Los colaboradores de Nobu San ya han estado probando productos y organizando la llegada del japonés, donde destacará la cena privada para ocho comensales de su elección que ofrecerá el 29 de marzo en la barra del taller de creación de Dani García. Sólo ocho elegidos sobre los que hay un silencio sepulcral por parte de la organización. «Nobu San no quiere que se sepa nada», explica García.

Desde Puente Romano se ensalza la filosofía sobre la que la cadena asienta su extenso imperio. En la visita que la delegación marbellí ha hecho a Estados Unidos para la negociación de la llegada de esta firma a su resort, Jorge Manzur, asegura que descubrió los dos pilares fundamentales de su éxito. Por un lado, estaría el «kokoro» –corazón en japonés–. «Se trata de hacer bien las cosas. Enfocan este concepto de corazón al servicio, tanto en los hoteles como en los restaurantes», apunta el director de Puente Romano, que también explica que la otra clave de la cadena es el «omotenashi» –el valor de la hospitalidad en nipón–. «Es prestar un servicio profesional, pero a la vez hacerlo con calidez», remarca Manzur. Valores que han servido a la firma de Robert de Niro, Nobu San y Meir Teper para ser un referente mundial en la hostelería de máximo nivel.

DEJA UNA RESPUESTA