Luis Enrique cree que, si juegan como en San Mamés, ganarán en Villarreal

0
322

‘Lucho’ elogia el juego de su equipo en la ‘catedral’ y afirma que la actitud fue fantástica a lo largo de todo el partido

EMILIO PÉREZ DE ROZAS

Alguien le ha preguntado hoy a Luis Enrique, técnico del Barça, por qué su Barça nunca gana el primer partido del año: 1-0 en Anoeta y 0-0 en Cornellà-El Prat frente al Espanyol. “Yo preguntaría mejor cuantos títulos ha ganado el Barça de Luis Enrique a lo largo de esos dos años y ya verás cómo te sale la suma de los tres años (sic)”. Aunque la última frase no tiene demasiado sentido, lo que quiso decir el mister azulgrana es «suma y verás como el Barça de Luis Enrique ha ganado 8 de los 10 últimos títulos que ha disputado, al margen de si ha ganado o no el primer partido del año». Eso sí, el entrenador asturiano está convencido, una vez regresado de San Mamés (2-1, en partido de Copa), que si el Barça juega como en la catedral, “donde el equipo jugó a muy buen nivel y con una actitud admirable de todos los jugadores”, tendrán muchas posibilidad de ganar mañana en Villarreal (20.45, ‘El partidazo’ de Movistar+). El Villarreal es el equipo menos goleado de esta Liga.

Escuchando a Luis Enrique, uno se da cuenta de que el entrenador azulgrana no hará, jamás (bueno, como el resto de entrenadores del mundo), una autocrítica pública a sus jugadores, que en la primera parte fueron superados, arrasados por el Athletic, con golazos de Aduriz y Williams (2-0). “Ya lo dije al acabar pero, una vez revisado el partido, me reafirmo: me gustó todo, todo, de mi equipo, que estuvo a muy buen nivel ofensivo y defensivo. Merecimos más, como mínimo un empate, les creamos muchas ocasiones y el rendimiento fue el adecuado. Estoy muy satisfecho de mis jugadores en ese partido”.

Y, sí, sí, todavía lanzó más elogios sobre un equipo que, jugando más de 10 minutos contra nueve jugadores rojiblancos, no pudo empatar (21-), estrellando Messi un balón al poste. “La actitud de todos los jugadores fue magnífica. Estuvimos mejor que nunca en la presión alta, con y sin balón, cerrando los espacios, con las líneas muy juntas. Muy bien”. Para Lucho, la segunda parte era muy peligrosa, o así se puede interpretar de sus palabras. “Los jugadores entraron en el vestuario en el descanso en una situación anímica muy tensa, conscientes de que merecían más de lo que tenían. Así que su comportamiento en la segunda parte fue ejemplar, con un estado anímico optimo”.

Luis Enrique ha elogiado muchísimo al Villarreal, no solo por el juego que practica, por su línea en esta temporada, por su posición en la tabla, sino por lo difícil que es, tras un cambio de entrenador, mantener la línea de progresión que lleva ese club y plantilla a lo largo de las últimas temporadas. “El fútbol que les hace practicar Fran Escriba sigue siendo muy asociativo, ofensivo, pero también muy rocoso a la hora de defender”. Para Lucho “tenemos la intención, bueno, yo diría que la obligación de conseguir los tres puntos, pero necesitaremos de nuestro mejor nivel para conseguirlo. El Villarreal es el equipo que menos goles ha encajado en esta Liga”.

Preguntado sobre si es el desplazamiento más difícil que les queda, el técnico culé no lo tenía tan claro: “Bueno, eso es lo que parece a priori pero, luego, como el fútbol es tan caprichoso, igual no lo es”. De la misma manera que tampoco supo destapar cuales podrían ser las claves del éxito de mañana. “No sé, nos enfrentamos a un equipo que también quiere el balón y, por tanto, tendremos que ir a por él porque, contrariamente a lo que pasa habitualmente, no nos lo regalarán. El Villarreal sí dará cinco o seis pases cuando posean la pelota, así que habrá que presionarlos. Deberemos de ser fiables y preciosos en la circulación. Y, sí, generaremos ocasiones, seguro, pero, insisto, o nos mostramos a un gran nivel o no les podremos ganar”.

Luis Enrique insistió en que “a los árbitros debemos ayudarles, pues tienen una tarea muy complicada y la familia del fútbol deberíamos de estar con ellos”. Insistió en que él está a favor de ayudarles con todo lo que pueda para “beneficiar al colectivo arbitral, beneficiar al espectáculo ¡pues, al final, esto es un espectáculo! y proteger a los futbolistas”. ¡Ah! también insistió en que no pensaba hablar de la renovación, cuando EL PERIÓDICO le preguntó si consideraría “lógico” que el club le pusiese una fecha tope para poder saber si quiere o no seguir dirigiendo la plantilla.

DEJA UNA RESPUESTA