Consejos para poner a punto tu cuerpo y mente

0
185

Empezar un nuevo año nos da la oportunidad de comenzar de nuevo. Perder esos kilos de más, llevar una vida más sana, alejarnos del estrés… ¡Puedes hacerlo!

por Iratxe Plaza, Mónica Córdoba

Ya tenemos asumido que las navidades son sinónimo de locura en el ámbito social. La agenda se nos colapsa de comidas, cenas y afterworks que nos llevan a acumular una serie de excesos en nuestro organismo a los que no estamos acostumbrados. Una circunstancia que conduce a trastornos en el metabolismo produciendo, entre otras cosas, sensación de pesadez y malestar.

¿La solución? Muy sencilla. Resetear el cuerpo y la mente para comenzar un 2017 haciendo bandera de una de las prácticas más habituales entre los amantes del culto al cuerpo: los planes detox. Un propósito que muchos se obligan a cumplir con la llegada de un nuevo año, pero que en muchos casos se queda en un simple deseo. Por eso, y para que los excesos navideños no se queden con nosotros hasta la ‘Operación bikini’, te damos algunas claves para encontrar el equilibrio gracias a los consejos de expertos del grupo Artiem Fresh People Hotels, de Kaiku Sin Lactosa y Coaching Club.

1. Beber mucho agua e infusiones. Un tip que no sólo hay que tener en cuenta después de estos días de excesos, sino que lo tenemos que convertir en una norma para el resto del año. Un mínimo de un litro y medio de agua al día y tomar infusiones o tè que nos ayuden a eliminar toxinas, son la clave para depurar nuestro organismo.

2. Incluye en tu cesta de la compra zumos y leche de coco. Los zumos naturales nos ayudarán a suplir esas vitaminas y minerales que no hemos ingerido durante las fiestas. En cuanto a la leche de coco, sus propiedades nutritivas y su contenido de ácido láurico ayudan a crear en el organismo una barrera contra los virus y las bacterias.

3. Conciénciate de tomar comida detox. Después de varias semanas comiendo mal y/o comiendo de más, llega el momento de ponernos serios y cuidar nuestra alimentación. Una dieta rica en verduras y frutas nos ayudará a “desintoxicar” nuestro organismo y recuperar esa vitalidad que nos hace falta en el día a día. ¿Cómo? Empezando, por ejemplo, reduciendo las raciones.

4. ¡S.O.S! Qué alimentos debes omitir en tu dieta. Otro de nuestros objetivos es evitar estos días comidas contundentes que pueden provocar digestiones largas y pesadas, y alimentos que nos provoquen hinchazón en el estómago. Se recomienda no tomar bebidas gaseosas, especias ni alimentos picantes para favorecer el efecto “vientre plano”.

5. Dí adiós a los dulces navideños y otros productos que contengan alta concentración de azúcar procesado.

6. Incluye en tu rutina diaria la ingesta de aceite esencial de limón. Este compuesto contiene propiedades beneficiosas para el organismo que ayudan a combatir la fatiga y el cansancio. ¿Cómo tomarlo? Disuelve unas gotitas en agua y tómalo en lugar del café.

7. Importante: date una ducha de agua caliente. El calor ayuda al organismo a segregar endorfinas, además de ser una forma perfecta de liberar tensión muscular acumulada. De este modo, tu cuerpo entrará en calor, lo que provocará que quemes calorías y liberes toxinas.

8. Practica deporte, al menos 20 minutos al día. El ejercicio físico es una de las claves para mantener tu cuerpo y mente a tono. No solo tiene beneficios como la aceleración del metabolismo o la mejora de la presión arterial, sino que también te hace segregar endorfinas que proporcionan una sensación de placer y felicidad. Una manera ideal de liberar el estrés acumulado, despejar tu mente y depurar tu organismo.

9. Desarrollar buenos hábitos de sueño. Dormir las horas necesarias es muy importante para mantener el equilibrio mente-cuerpo. Si consigues descansar y llevar una dieta equilibrada te sentirás mucho mejor y con energía para superar las jornadas de estrés en el trabajo.

10. ¿Qué quieres que te depare el 2017? Realiza una lista de propósitos que te motiven, pero sobre todo, que sepas que vas a poder cumplir. Reconoce tus debilidades, identifica tus fortalezas y fíjate objetivos adaptados a ti; planificarte te ayudará a lograrlo. Entender que puedes revertir una situación u objetivo no alcanzado durante el pasado año, te motivará a lograrlo durante éste. Reconcíliate contigo mismo/a, con aquellas cosas que salieron mal, anímate a hacerlo mejor este año y pasa a la acción.

Y recuerda, un cambio de año implica ruptura, nuevo ciclo, y una gran oportunidad para volver a empezar.

DEJA UNA RESPUESTA