Audi R8 V10

0
190

El nuevo Audi R8 V10 es toda una bestia. El superdeportivo de motor central alemán tiene prestaciones suficientes para meterse entre los mejores pura sangre y al mismo tiempo lo combina con la sobriedad y el lujo propios de la marca de los cuatro aros.

Pero como de costumbre, las capacidades de un superdeportivo por buenas que sean no acaban de satisfacer a todos, así que un especialista le ha metido mano para crear un R8 aún más bruto, y no es europeo. Esta vez han sido los americanos de Hennessey Performance, especialistas en músculo americano los que se han remangado para exprimir el V10 germano, y da bastante miedo.

79.500 dólares para 355 CV extra

Audi R8 V10

Bautizado como HPE900 y utilizando la experiencia conseguida con el Lamborghini Huracán con el que comparte motor, el kit que Hennessey ofrece para el Audi R8 V10 consta de un completo paquete de modificación creado a medida. El paquete de mejoras incluyen dos turbos, filtros de aire y conductos de auto caudal, válvulas de descarga, línea de escape, todo lo necesario para la refrigeración del aceite y sistema de intercooler entre el hardware.

Pasando a la parte inmaterial, el especialista se encarga también de hacer una puesta a punto específica de la electrónica con pruebas en banco de potencia, una prueba de 200 millas en carretera abierta (320 km) para asegurarse de que todo funciona como debe y, en caso de recibir el visto bueno, un año de garantía o 20.000 km.

Audi R8 V10

Con estas modificaciones el portentoso motor de 10 cilindros en uve pasa de los 570 CV de fábrica a unos portentosos 925 CV y 740 Nm de par motor, una ganancia de más de 350 CV y 180 Nm con los turbos soplando a una presión de 6 psi. El cuarto de milla se lo merienda en un tiempo de 9,8 segundos.

Gracias al notable incremento de las cifras y haciendo trabajar a su tracción integral quattro, el Audi R8 V10 HPE900 puede alcanzar los 96 km/h en 2,6 segundos (3,2 segundos para la misma medida en el R8 V10 de serie).

DEJA UNA RESPUESTA